Páginas vistas en total

10/19/2004

¿LoS SuEñOs SuEñOs SoN?

Está noche soñé que me erguía adormilado y me enfrentaba al maldito espejo que cada mañana me regala el más desagradable de sus reflejos. No hay peor semblante que el de las siete y media de la mañana; los músculos dormidos, la visión de vacaciones por una irrupción de legañas, y ese que parece va a ser un eterno bostezo.
Esta noche soñé que me erguía adormilado y me enfrentaba al maldito espejo que me regala el más desagradabel de sus reflejos. Pero esta mañana ha sido diferente. Primero ha sido esa mancha rojiza en mi ojo, para poco despues convertirse en manantial de sangre que a borbotones emanaba sin freno y a gran velocidad . Primero en el ojo derecho, para contagiarse después a su tocayo colindante.
Esta noche soñé que me erguía adormilado y me enfrentaba al maldito espejo que me regala el más desagradable de sus reflejos. Y hoy, al despertar, me he sentido extraño. De un respingo me he levantado al recordar lo que me parecía tan real por entonces. He abierto la puerta del lavabo y más despierto que nunca he arrancado las legañas de mis ojos a azorosos zarpazos, no pudiendo bostezar de la excitación y hallándose mis músculos a pleno rendimiento.
Esta noche soñé que me erguía adormilado y me enfrentaba al maldito espejo que me regala el más desagradable de sus reflejos. Esta mañana volví a recordar que todo en la vida puede ser peor de lo que es. Recordé que todo va bien mientras de tus ojos no emane un manantial de sangre, que nada es definitivo hasta que no vomitas sangre por la boca.

"Ya se atisba el primer rayo. Con los dedos de una mano podéis contar los segundos que adivinan el trueno exterminador"

ECHM

No hay comentarios: