Páginas vistas en total

10/16/2011

Otoño


Jugando con los espejos
Brota la sangre tan espesa
Rellenando los deseos
Con hojas de un viejo diario

Piensas, sueñas e intuyes
Otras vidas, otros mundos
El ocaso del silencio
Y las líneas de tu mano

Corre, agita los brazos
El sol pica en esta playa
No quedan árboles
Que nos den cobijo

Somos lo que decimos
Nuestros hechos son aislados
Nuestros actos cobardías
Nuestras miradas vacías

Y van pasando los días
Y van cayendo las hojas
Yo en el redil de tus labios
Tú en el limbo de los míos

Y el otoño se desploma
Sobre nuestros cuerpos
Los huesos se apelmazan
Creando ramificaciones

Sentimos la negra noche
En su silencio inquietante
Un perfecto e inacabado
Laberinto de despropósitos

Tumbados e inexpresivos
Como dos recién extraños
De identidades pérdidas
En mareas de naufragios

Todo es nada en el olvido
El cercén de lo parido
Un maremoto en el alma
Un decomiso del sino