Páginas vistas en total

2/06/2007

SUSPENDIDO EN LA IRONIA



Pasaste a mi lado

Temblamos un segundo

Y un beso etéreo

Nos unió infinitesimalmente

Nos rozamos y supimos

Que el mundo no es redondo

Ni los polos son extremos

Que los amores prohíbidos

Son los cuchillos que al alba

Despedazan dos corazones

Pasaste a mi lado

Temblamos un segundo

Y una mirada fugaz

Me devolvió mi vida

Pasando frío

Buscándote cada noche

Para abandonarte a la mañana

Pasaste a mi lado

Noté que el sol me abrigaba

Que los sueños son más sueños

Y la iulisión seguía viva

Cuando temblé un segundo

Con un beso, una mirada

Etéreo pero real

Ardiente en el frío invierno

Suspendido en la ironía

De un amor distraido

Esperando a que tu pases

Y que tiembles conmigo


ECHM

2/04/2007

MI COCO


Como una ventana que al cerrar
no ilumina el punto que ha dejado entre tinieblas
Una sombra entre las piedras
así se ha quedado sin razón
nadie le ha explicado que no existe explicación
y tiene tantas dudas
Y cómo le podría yo explicar
que la pena dura tanto
como quieras tú seguir llorando
y aunque tú revises tu interior
siempre queda algo que
te dice que esto es para largo
Aunque no lo tengas claro y quieras escapar
mi coco me dice que hoy
mi vida entera pasará
ante mis ojos
y pediré perdón
Con la razón estudiaría
un libro abierto es hoy
mi corazón
Mi alma entera te daría
si hoy tuviera garantías
de que soy yo
a quien tú esperas
Como una mentira se perdió
no esperó a que se callaran
los rumores que decían que él
no iba a volver
No se olvidó
ni tampoco repitió
sus errores se perdieron
como el amor
Y aunque nunca tuvo claro
si había sido bueno o malo
Cómo iba a recuperar
El tiempo que se va
nunca volverá
aunque tú te empeñes
Aunque no lo tengas claro y quieras escapar


"Mi coco"

Los Piratas


Pocas veces se han creado canciones que inviten al dolor y a la alegría a la vez, a la nostalgía y a la esperanza de un futuro mejor.

Una obra de arte de principio a fin, los pelos como escárpias.

Dedicada a ti

2/03/2007

Que tengas dulces sueños.


Saturnino se dormía en todos los sitios y circunstancias habidas y por haber. En el metro, en las entrevistas de trabajo, en las reuniones de vecinos, en las citas amorosas, en las cenas románticas y mirando las obras del nuevo ambulatorio. El medico le dijo que padecía narcolepsia, que no tenía remedio ni antídoto posible y que lo mejor que podía hacer era empezar a asumirlo.
A Saturnino le había dejado plantado su novia en el altar el día de su boda, mientras el roncaba plácidamente el cura disertaba y los invitados reían incontinentemente. Ofelia, ofendidísima, le arrojó el ramo a la cara y entre lágrimas saladas y hartamente disgustada abandonó la iglesia bajo la atenta mirada de su padre, que orgulloso la aplaudía con fiereza por tan valerosa iniciativa.
Y así fue como pasó su vida Saturnino., sin nada que ofrecer a sus semejantes más que una cabezada tras otra, hasta que como todo lo que tiene que terminar también la vida se le escapó de las manos. Fue una fría tarde de febrero, los perros aullaban presagiando una desgracia y Saturnino esperaba el autobús para volver de su recién estrenado trabajo de sexador de pollos, cuando le invadió un insufrible sopor, y así mismo, en posición vertical y pasando del infierno acústico de la ciudad, cayó en la que iba a ser su última cabezadita. Un trailer que transportaba pienso animal dio buena cuenta del pobre Satur, que ahora está soñando en otros paisajes, un sueño preciado eternamente que el se empeñó en adelantar sobremanera.
Y en su féretro hizo inscribir un epitafio donde rezara lo siguiente:

“POR SI NO ME DESPIERTO QUE SEPAN QUE ME HE DEJADO EL GAS ABIERTO"