Páginas vistas en total

12/26/2006

CHAOUEN


NECESITO DE LA LUZ


Voy caminando comiendo primaveras,

se que cada mañana es una mañanita nueva,

me arrastro por el suelo,

como una culebra,

se que cada sol es una bruja hechicera,

vístete que tengo prisa de pillar setas al parque,

además de tomar aire, necesito tomar parte.
Necesito tomar parte de la luz,

una inyección de corazón,

un beso donde quieras y un vasito de cerveza.

Que la vida pasa en un vagón y no tiene banderas,

Te invito a dormir en un rincón de cualquier escalera.
Mis ojos se han caído de tu espalda,

la luna es una puta pero lleva falda larga.

Yo soy donde no estoy y habito lo que no conozco,

ten cuidado que a veces Dios multiplica peces gordos,

necesito de ti de vez en cuando,

de ti de vez en vez,sin ti de cuando en cuando.
Necesito tomar parte de la luz,

una inyección de corazón,

un beso donde quieras y un vasito de cerveza.

Que la vida pasa en un vagón y no tiene banderas,

Te invito a dormir en un rincón de cualquier escalera.
Lunas, dientes, no te me decores,

no tengo la culpa de tener tantos sabores.

Suave, suave y ahora mira al cielo

Mientras se te clava el aguijón con el veneno,

Si, prescindo de ti de vez en cuando,

De ti de vez en vez,sin ti de cuando en cuando.
Necesito tomar parte de la luz,

una inyección de corazón,

un beso donde quieras y un vasito de cerveza.

Que la vida pasa en un vagón y no tiene banderas,

Te invito a dormir en un rincón de cualquier escalera.
Necesito tomar parte de la luz...y un vasito de cerveza



Otro poeta maldito que me ilumina............y a quién no le guste que se chinche!!

12/19/2006

DEMENCIA SENIL NON GRATA


Toc toc - el golpeo de la puerta era fuerte e insistente-

Pedro esbozó una sonrisa sarcástica mientras se atusaba la barba cuidadosamente y pensaba en el sinsentido de ser impaciente en los tiempos que corren

Ya va - voceó Pedro con desgana- Nombre y apellidos

Augusto José Ramón Pinochet Ugarte, comandante en jefe del Ejército chileno durante 25 años amén de Jefe supremo de la Nación y Senador vitalicio en el Parlamento chileno

Pedro buscó el nombre en la larga lista del día, acto seguido abrió la pesada puerta, que chirrió organizando tremenda escandalera. Fue entonces cuando encontrándose cara a cara con el adyecto dictador le espetó.

Uy que mala cara!. No le ha sentado demasiado bien morirse. Bueno, le explicaré la normativa interna. Está terminantemente prohíbido exterminar arbitrariamente así como poseer armamento de fuego. Tambíen -obviamente- reprima sus instintos mas bajos, no están bien vistos los golpes de estado en estos lares.

No se preocupe usted por eso-respondió raudo Augusto- El trabajo sucio no va conmigo, yo soy un criminal con guantes de seda, nunca manché mis manos de sangre, para eso ya tengo a mi querido almirante José Toribio Merino así como al comandante en jefe de la Fuerza Aérea, general Gustavo Leigh. Diantres, casi olvido al director de la policía militarizada chilena, general César Mendoza...

De acuerdo-le cortó el santo cansado de tanta verborrea inócua- , pues si las normas están claras ya pude usted pasar, quítese esos horribles zapatos y haga un poco de ejercicio, da asco ver lo gordo que se ha puesto. Por cierto, Adolf preguntó esta mañana por usted, la noticia corrió como la polvora entre los residentes. Los comunistas se están frotando las manos pensando en las diabluras que le van a hacer.

Estos malditos comunistas- balbuceó el dictador visiblemente alterado- ni acá en el infierno me van a dejar tranquilo!. Tendré que buscar aliados rápidamente. Me puede indicar donde puedo encontrar a Adolfito?

No me lo soliviante que está muy tranquilito desde que le practicamos la castración química. ¿Ve esas escaleras de caracol?. Pues deberá bajar un kilómetro y medio aproximadamente. Cuando llegue a la sala de la gran caldera pregúntele a nuestro bedel , el Sr. Bonaparte, por la sala Austwich, conclave de genocidas y demás gente de mal vivir. Ya verá que dieta más efectiva tenemos preparada para usted. Y ahora por favor desaparezca de mi vista que la dama de hierro debe de estar al caer, vayan haciendo sitio para ella y tengan cuidado que gasta mala hostia.

Y así fue como el dictador Augusto descendió al Averno profundo, con el rabo entre las piernas y sin poder alegar demencia senil. Aquí esta vieja treta no le iba a funcionar, ya que es de sobra conocido que más sabe el diablo por viejo que por diablo.

12/03/2006

Sadomasoquismo


Debería estar prohibido haber vivido y no haber amado decía aquel, pero el sentir que siento cuando el corazón se me vuelve salvaje es difícil de sobrellevar, por lo que me veo en la disyutiva de tener que decidir si merece la pena sufrir por amor , si es un sano ejercicio de sadomasoquismo o por el contrario es un enfermedad patalógica del alma que me produce un mono incombustible. Me arde buscar por las esquinas la sobredosis de amor que me alivie, que relaje esta ansiedad insoportable, que elimine las vocecitas que pululan por mi entresijo cerebral. !Que extraña paradoja la que me sumerje en una vida de excitación y depresión a partes iguales!.
Y cuando pienso en lo que hago, en mi comportamiento determinado por el sentimiento más excelso, me doy cuenta que no tengo escapatoria, que seguiré vagando por las calles en tu busqueda, que seguire aprehendiendo los rincones donde te comería a besos y te erizaría el vello mientras estudiaríamos anatomía lección a lección. Pero el amor puro siempre tiene una parte importante de dolor, y es ahí cuando uno aprende lo peligroso de jugar con fuego en el crudo invierno, lo suicida de un vuelo sin motor o de tomar el sol sin protección.
Es por todo esto que hoy me siento latente, y no se realmente como catalogar mi estado, regresan a mi viejas sensaciones que me aturden y causan desfallecimientos.
Y es que como decirte que no puedo vivir sin ti pero contigo tampoco, que te busco pero te rehuyo, que te quiero pero te mataría a palos.