Páginas vistas en total

4/29/2008

En carne viva


¿Qué es lo que me contesta el amor cuando le hablo?
Creo que se ha hecho el loco, gira como una peonza y baila la danza del vientre a mi alrededor. Se ríe de forma histérica y me pone nervioso. Me mira con sus ojitos lánguidos pero vivarachos, dos aceitunitas clavadas en mis pupilas cansadas de perseguirle infructuosamente.
Le intento pisar repetidamente, le ignoro, le mando a freír espárragos a cada momento hasta que caigo rendido. Entonces solo me queda implorarle que se vaya, que no quiero que me diga que debo o no debo hacer, que se vaya con la rubia despampanante, que le acose a ella, que yo estoy cansadito de su sufrir.
Entonces, sólo entonces, me contesta que no se va a ir, que yo soy la persona adecuada para él, que mi debilidad le alimenta más que un solomillo de ternera, que ha recuperado la vitalidad a costa mía y no se va a ir tan fácilmente. Se agarra a mi costado como un percebe a los arrecifes y me chupa la energía hasta dejarme tísico
No se va a ir, hoy lo veo claro. Jugaré al mus, una mano más a doble o nada.

4/23/2008

Tiempo, maldito tiempo.


¡Joder! El problema es el tiempo. Tiempo para pensar, tiempo improductivo, tiempo que me enajena, que me perturba, que me somete a su antojo.
No quiero tener tiempo ocioso, no de esta manera. No quiero pensar en ti constantemente, ni hacerme este daño, prefiero no sobrevivir en este naufragio, prefiero hundirme irreversiblemente en este oleaje fiero.
El problema es el tiempo, y el problema es pensar. Por separado son débiles, improductivos, estériles, pueriles. Cuando se encuentran son una bomba de relojería, me matan, me dominan, manejan mis hilos como si fuera un títere.
Mierda de día. Me odio.

4/09/2008

Ni siquiera un poema III (quizás un aspaviento de miedo)


Miedo
A tu sombra cuando anochece
A un susurro en mi almohada
Al equilibrio en la oscuridad
A los sueños robados en la vigilia
Miedo
Al deseo perpetuo al que sometes
A los hilos que sibilina mueves
Al maremoto que provocas
En mi lecho
Miedo
A volver a tenerte
A confundir los latidos
A fusionar los cuerpos
A recorrer tus labios
A aprehender tus sabores
Para despertar hueco
Y aún tembloroso
Recorrer mi cuerpo
Un destructivo MIEDO

4/07/2008

(Para seguir........(maldita primavera)) Ni siquiera un poema II






Hoy no estoy para grandes canciones
Ni para celebraciones
No me apetece poner de mi parte
Ni arriesgarme a una derrota más
Hoy sangro más que escribo
Y solo escribo lo que sangro
Lloro hacia arriba y nace un cielo
Cierro los ojos y pierdo la vez
La vez de tenerte en frente
De tocarte y no atravesarte
De mirarte y no diluirte
En mi pupila incasdescente

Maldita sea esta primavera
Que me impregna de olores ya olvidados
En un viejo cajón imaginario
Junto a mis calcetines de la suerte
Y maldito también tu rostro
Que se aparece en las esquinas
En todos los periódicos, en todas las mañanas
En la desidia de mis días descontados
Como un trébol desgraciado
Como una tristura merecida
Como cuando volviste mi corazón piedra
Aquella primavera maldita, aquella maldita primavera
Que vuelve puntual cada año
Para matarme un poco

Hoy no estoy para grandes canciones
Ni para celebraciones
Hoy solo estoy para seguir.

4/06/2008

Ni siquiera un poema (quizás un crepúsculo)


Quizás sean las utopías las que me mantienen a flote
Si, quizás las ilusiones inventadas que emergen de dentro mío
Quizás sean la medicina tardía de mi cerebro
Cuando las tinieblas me envuelven caprichosas
Y no es esto un poema desgarrado, ni siquiera es un poema
Solo una diversión, un medio de expresión emocionada
De derrotas y banderas blancas, de soledades sempiternas
De quehaceres mundanos que me acercan a la única verdad
De lo que supuso el querer tan apasionadamente
Y de los crepúsculos fundidos en abrazos sinceros
Que ahora son ocaso y duelen, como el mal de amores
Como el día que me olvidaste y dejé de aparecer en tus sueños
Entonces, solo entonces, empecé a desmembrarme
Corazón y razón, apostando a rojo y negro
Y empecé a caminar en otra dirección
Donde, quizás, sólo las utopías me mantengan a flote