Páginas vistas en total

12/03/2006

Sadomasoquismo


Debería estar prohibido haber vivido y no haber amado decía aquel, pero el sentir que siento cuando el corazón se me vuelve salvaje es difícil de sobrellevar, por lo que me veo en la disyutiva de tener que decidir si merece la pena sufrir por amor , si es un sano ejercicio de sadomasoquismo o por el contrario es un enfermedad patalógica del alma que me produce un mono incombustible. Me arde buscar por las esquinas la sobredosis de amor que me alivie, que relaje esta ansiedad insoportable, que elimine las vocecitas que pululan por mi entresijo cerebral. !Que extraña paradoja la que me sumerje en una vida de excitación y depresión a partes iguales!.
Y cuando pienso en lo que hago, en mi comportamiento determinado por el sentimiento más excelso, me doy cuenta que no tengo escapatoria, que seguiré vagando por las calles en tu busqueda, que seguire aprehendiendo los rincones donde te comería a besos y te erizaría el vello mientras estudiaríamos anatomía lección a lección. Pero el amor puro siempre tiene una parte importante de dolor, y es ahí cuando uno aprende lo peligroso de jugar con fuego en el crudo invierno, lo suicida de un vuelo sin motor o de tomar el sol sin protección.
Es por todo esto que hoy me siento latente, y no se realmente como catalogar mi estado, regresan a mi viejas sensaciones que me aturden y causan desfallecimientos.
Y es que como decirte que no puedo vivir sin ti pero contigo tampoco, que te busco pero te rehuyo, que te quiero pero te mataría a palos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

TUS MUERTOS