Páginas vistas en total

12/12/2004

20:37

- Descríbeme lo que ves- me inquirió el ciego entre crecientes sollozos-
- Hay un gran valle, un valle rodeado de montañas con miles de vaquitas que pastan resabiadas. Ajenas al mundanal ruido, se entretienen cuidadosamente en hacer círculos que son perfectos. También hay grandes árboles frutales y un intenso olor a jazmín, ¡huele ahora! Cientos de cervatillos descienden la colina para visitar el riachuelo donde beben agua mientras vigilan a los más pequeños, que juegan. Se persiguen veloces y destilan una vitalidad desbordante. ¡Prueba el agua tú también! Es cristalina, como lo son tus ojos cuando miran.
Una pareja de ancianitos pasea por la vereda, mientras una hoja que ha desertado de su madre naturaleza se aposenta distraída en el hombro del viejecito. ¡Seguro que los ves! El cielo anaranjado, se empeña en no explotar, mientras los últimos rayos de un orgulloso rey sol bucean en el río y alimentan árboles y praderas.
Confía en mi si ahora te digo que no hay paraje más precioso que el que te estoy narrando. ¡Solo tienes que usar la imaginación!

20.37 horas. Ya es oficial. Lo dicen las radios y los canales de televisión. En un plis será portada en todos los periódicos. Ha estallado la Tercera Guerra Mundial, y en breve el mundo será un gran Hiroshima. Devastación nuclear.
Entonces, el futuro del planeta Tierra estará en manos de los ciegos. En manos de los que miran con el corazón

No hay comentarios: