Páginas vistas en total

8/16/2006

El tren (se va)


Y por más que te supliqué, que te quedaras
Ahora que veo el tren marchar
Y una última lágrima en el cristal
de aquello que se quedo prendido
Entre tu y yo
Se desparrama (de arriba a abajo)
La quiero para mi
La guardaré en el cristal
De esa copa de vida
Que un día compartimos
Y retengo tu rostro en el vagón
Ya no me quieres
La niebla lo ha dibujado
Y el tren se va, sin remisión
Por más que corra, inalcanzable
Por más que proteste, incontestable
Será tu velocidad más tajante
Que el deseo de que amanezcamos
Que apriete los ojos y te vea
O te desvanezcas en mis brazos
¿Que importancia tiene?
Ahora que el tren se va
Me quedo en la estación, hueco
Y un grito en la noche
Te recuerda incandescente
Hincando las rodillas en el andén
Siento el vacio de tu ausencia
Perdido el billete hacia el deseo
Corro detrás de lo perdido
Y te suplico un beso, una última mirada
Una lágrima más para mi cristal
Mientras el tren se va
Y yo también me voy con él
A mascullar mi derrota
Que empezó con tu ignorancia
Y tu falta de caridad
Se que no te veré jamás
Que todo acaba y hace bien
Que no aprendí a disfrutar
Y que no supe entender
La diferencia entre ser y estar
Entre perderme en tus brazos
Y encontrarme en tu pecho
Dulce locura eras
Mi droga más dura serás
Déjame correr a la par
Mientras el último tren se va
Y aprendo a olvidarte, sinuosa
Y lentamente desvaneces
Cuando las piernas me fallan
Y este nuestro andén se acaba
Y este nuestro tren se va

No hay comentarios: